Mary Nicolás

YO: Soy Mary Nicolás, la creadora de Enológicas. Siempre me encantó el vino, gusto que debo agradecerle a papá, pero por muchos años fui sólo una amante del buen beber porque en lo profesional trabajaba en Marketing con foco en Redes Sociales y comunicación digital.

EL ORIGEN DE TODO: Un domingo de marzo de 2016 se me ocurrió unir mi profesión con mi pasión y lancé mi Fanpage queriendo armar un espacio virtual para hablar sobre esta maravillosa bebida desde la mirada de una bebedora amateur.  Al mismo tiempo me anoté en la Escuela Argentina de Vinos en donde entendí que cuando algo te encanta no te cuesta nada estudiar. También empecé a ir a todas las ferias y eventos de vinos que se me cruzaban para probar y conocer cosas nuevas, no tenía ningún plan más que contar mis experiencias, mostrar los vinos que me gustaban y compartir algunos tips. Pero de pronto esa Fanpage sin objetivo claro se convirtió en una gran comunidad de gente que me pedía consejos y quería probar lo que probaba yo; una comunidad que me había puesto de referente.

LA SEGUNDA ETAPA: Al segundo año la cosa fue creciendo en lo virtual, lancé mi BLOG y mi perfil de Instagram, y de pronto Enológicas era un reconocido espacio de comunicación. Se me cumplía el sueño de ser invitada a los grandes eventos junto a personas que admiraba, y pude conocer a mucha gente increíble de la industria que me ayudó, y me sigue ayudando, un montón. Y entonces me animé a pasar de lo virtual a lo tangible y comencé a organizar catas, cursos, talleres y grandes eventos masivos que me pusieron en un lugar más real.

EL SALTO: Todo iba creciendo muy rápido y con mi trabajo en la agencia el tiempo no me alcanzaba para lo que realmente quería hacer; por eso a mitad de 2018 me decidí a poner el 100% de mi energía en lo que de verdad me apasiona y renuncié a mi trabajo estable para ser mi propia jefa (y empleada y cadeta). Difícil, miedoso, pero sin dudas la mejor decisión EVER.

Hoy también tengo mi TIENDITA, mi propia vinoteca boutique virtual en la que propongo lo que yo misma elijo, ya que ese siempre fue mi sello y mi garantía al comunicar. No me guío por los precios, no me atrapa algo sólo porque está de moda ni lo descarto por ser cliché, el único requisito es que de verdad me guste y que sienta afinidad por quienes lo hacen y lo representan. Por eso acá van a encontrar los vinos que tengo en mi cava, los productos que nunca faltan en casa y las experiencias que a mí me divierte hacer. 

Chin chin!

Mary